fbpx

¿Por qué suspiramos?

A principios del siglo XVII en Venecia, Italia, se construyó un puente de piedra caliza blanca para conectar el Palacio Ducal con una prisión al otro lado del canal. Lord Byron lo nombró el Puente de los Suspiros porque desde ahí los prisioneros...

Pin It on Pinterest