fbpx

Este artículo se publicó originalmente en VICE Alemania.

Muchas veces, Gideon* se encuentra con gente que se enfada con él solo por hacer su trabajo, pero no es porque lo haga mal. Este joven alemán de 20 años tiene muy buenas intenciones: recauda dinero en la calle para World Vision, una organización que ayuda a varias ONG a conseguir nuevos donantes.

Como no consiguió matricularse en un curso de estudios sociales en la universidad, cambió su jornada de medio tiempo como captador de socios por una jornada completa. Desde entonces, se pasa entre cuatro y seis días a la semana en la calle pidiendo dinero a gente que no conoce.

Tratar de entablar conversación todos los días con cientos de desconocidos que no quieren hablar contigo parece un trabajo desmoralizador, así que hemos hablado con Gideon para preguntarle cómo mantiene el ánimo.

VICE: Hola, Gideon. ¿Alguna vez te han pedido recaudar dinero para causas que tú no apoyas?

Gideon: Nunca me ha pasado. Apoyo a la organización que estamos promocionando en este momento. No gastan dinero en costes adicionales, así que la mayoría de las donaciones van directamente a los proyectos. También nos permiten elegir los proyectos que queramos. Hasta ahora, siempre he estado de acuerdo con ellos.

¿Crees que a veces eres molesto?

Bueno, después de estar escuchándome hablar durante seis o siete horas al día, sí, lo pienso. Siempre intento ser creativo y pensar en un acercamiento original para cada persona, pero utilizo mucho las mismas frases. Tienes que presentarte una y otra vez y repetir la misma información. Es mucho.

¿Qué piensas de tener que presionar a la gente?

Yo no diría que presiono a nadie, creo que mi trabajo consiste más en informar y crear conciencia. Hablo de la organización, de mis dos proyectos favoritos y, si les interesa, les registro como donantes regulares. Si alguien no quiere, les repito por qué creo que el proyecto es importante y les sugiero hacer una donación menor. Pero si se niega, le dejo ir. No quiero hacer sentir mal a nadie.

El recaudador de fondos Gideon

GIDEON

¿Cuánto donas tú al mes?

Unos 50 euros (45 dólares). Cuando comencé a trabajar, decidí que no estaba bien pedir dinero en la calle sin que yo donara primero.

Si es tan importante, ¿por qué no lo haces voluntariamente?

Lo hago entre cuatro y seis veces a la semana. Cada día estoy unas siete horas en la calle, y tardo una hora en ir y otra en volver en coche, más dos horas de preparación y una hora de seguimiento después. A veces, estoy 12 horas fuera de casa. Sería muy difícil llegar a fin de mes.

¿Cómo convences a la gente para que done?

Las conversaciones tienen cierta fluidez, como en cualquier trabajo de ventas. Trato de mostrar interés por la gente y averiguar con qué tipo de persona estoy tratando. Hago que la conversación sea más cómoda y agradable.

Escucho inconvenientes todo el tiempo, como cuando me dicen que quieren preguntar a su pareja primero o que no quieren dar sus datos en la calle. Muchas veces, les explico que la primera donación suele tardar un tiempo, así que pueden hablarlo con sus parejas. También les digo que la confianza pública lo es todo para una ONG, así que no pueden permitirse hacer un mal uso de la información de la gente, por ejemplo. Aprendes a identificar si alguien es más emocional o racional, por ejemplo, y cómo ganar su confianza.

Algunas palabras suenan mejor que otras. Por ejemplo, decimos que siempre puedes “parar” en vez de “cancelar” o llamamos al número de la cuenta bancaria “los números mágicos”. Suena menos burocrático. Pero no es psicología compleja. Solo hace falta tener confianza.

¿Mientes a la gente?

No. Menciono algunas estadísticas de memoria, como el número de niños obreros en todo el mundo. Son cosas que puedes leer en internet. Si alguien se da cuenta de que lo que dices es mentira, puedes perder la donación rápidamente. No podemos permitírnoslo.

¿Te pagan por hora o por comisión?

Ambas. Tengo un sueldo fijo, pero no es mucho [el salario mínimo en Alemania es de 9,35 euros la hora (11,38 dólares)]. Creo que el sistema es justo. Si eres bueno, puedes ganarte la vida.

El recaudador de fondos Gideon en medio de una multitud

GIDEON EN UNA CALLE CONCURRIDA

¿Tu jefe te presiona mucho para que cumplas los objetivos?

No mucho. Creo que todo el mundo quiere conseguir nuevos donantes todos los días porque no queremos costarle dinero a la ONG. Si no has conseguido nada durante un par de días, alguien hablará contigo. Intentamos ver qué pasa, qué se puede mejorar. Si no has apuntado a nadie en una semana, quizás este trabajo no sea para ti. Pero nos importa la motivación y el compromiso. Si tienes muchas ganas, a veces simplemente solo hace falta quedarse un poco más de lo que te pagan para conseguir a alguien ese día.

¿Te sientes culpable cuando apuntas a alguien que en realidad no puede permitírselo?

No intento convencer a esa gente. Aunque he de señalar que decir que no tienes dinero es relativo. La mayoría de la gente de este país tiene al menos 10 euros para dar a una buena causa si quisiera. He hablado con gente que estaba apretada económicamente, pero les hago saber que pueden probar y cancelar en cualquier momento.

*Se ha eliminado el apellido por motivos de privacidad.

source https://www.vice.com/es_latam/article/n7jv48/10-preguntas-recaudador-fondos-callejero

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!