fbpx

Artículo publicado originalmente por VICE en francés.

La mayoría de la gente piensa en Libia cuando oye hablar de Trípoli, pero la segunda ciudad más grande del Líbano también comparte el mismo nombre. Trípoli se encuentra a 30 kilómetros de la frontera con Siria al norte del país y llegó a tener una economía próspera, pero décadas de negligencia por parte de los diferentes gobiernos han convertido a la ciudad en la más pobre del país.

En 2018, la ONU informó de que el 60 por ciento de los habitantes de uno de los barrios más vulnerables de la ciudad estaba en situación de desempleo. Desde entonces, la situación se ha vuelto incluso más funesta. Durante la pandemia, la economía del país colapsó y en agosto de 2020, una enorme explosión en Beirut, la capital, llevó al gobierno a dimitir y todavía no se ha vuelto a formar de nuevo. En Trípoli, los habitantes denuncian situaciones casi de hambruna y las protestas contra las restricciones por la COVID-19 continúan desde hace un año. La última, en enero de 2021, fue reprimida con violencia. Los cuerpos de seguridad dispararon con balas reales a las multitudes e hirieron a 74 personas.

HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_02.jpg

COCHES APARCADOS EN EL EXTERIOR DE LA PISTA

Pero en mitad de este infierno, la gente de Trípoli ha encontrado una forma de desahogarse viendo coches dar vueltas y soltar humo. Se cree que el drifting, cuando se acelera el coche a alta velocidad y se sobrevira abruptamente para que se deslice de lado con control, se originó en las carreras callejeras de Japón en los años 70.

En el Líbano, un país obsesionado con los coches, el drifting también es muy popular. Un sábado por la tarde a finales de diciembre del 2020, amigos y familiares de todo el país desobedecieron las restricciones por la COVID-19 y se reunieron para ver a los conductores quemar goma en el asfalto. La gente animaba a los conductores que se deslizaban por un eslalon lleno de conos naranjas y contenedores azules. Por un momento, todo el mundo parecía haber olvidado sus problemas, mientras el eco del rugido de los motores resonaba en sus oídos.

Baja para ver más fotos.

HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_04.jpg

LA GENTE QUE NO PUDO ENTRAR OBSERVA A LO LEJOS
HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_06.jpg

LA MULTITUD A LO LARGO DE LA PISTA
HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_08.jpg

UN COCHE DESLIZÁNDOSE
HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_11.jpg

GENTE VIENDO EL ESPECTÁCULO MIENTRAS FUMA
HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_14.jpg

GENTE VIENDO EL ESPECTÁCULO MIENTRAS FUMA
HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_18.jpg

LOS COMPETIDORES ESPERAN SU TURNO
HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_22.jpg

VARIOS JÓVENES ADMIRANDO LOS COCHES
HL_BGUILLOTMOUEIX_DRIFT_16.jpg

UN COCHE VIRANDO EN LA PISTA

source https://www.vice.com/es_latam/article/n7v5x7/fotos-vertiginosas-del-mundo-del-drifting-libanes

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!