fbpx

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Todo el mundo sabe que no vas a la universidad para obtener un título. A nadie le importarán tus buenas calificaciones en ciencias sociales aproximadamente 24 horas después de que recojas tu diploma, desafortunadamente. No, vas a la universidad para "descubrirte a ti mismo", antes de tener que aprender el significado de palabras como "Slack" y "Lo necesito para hoy". Vas a la universidad para conocer a tus verdaderos amigos, contraer enfermedades de transmisión sexual de las que no habías oído hablar y aprender a vivir de pasta y hotdogs.

Según la mayoría, se supone que la universidad es divertida e importante. Más que la secundaria, y definitivamente más que cualquier cosa que suceda después. Se supone que debes probar la ketamina por primera vez, experimentar con tu sexualidad y formar opiniones basadas en libros que tienes o no has leído sobre filosofía. Luego, cuando termines, se supone que debes pasar el resto de tus 20s, 30s y 40s sintiéndote nostálgico por los viejos buenos tiempos, cuando podías dormir hasta la 1 de la tarde y vestirte como Spinelli de Recreo.

La mayoría de la veces, así pasa. Pero no siempre funciona así. Yo, por ejemplo, cuando cierro los ojos y pienso en la universidad, no recuerdo que haya sucedido nada importante. No me mudé a ningún lado (ya vivía en el sureste de Londres, donde estudié). No hice tantos amigos (amigos casuales y conocidos, sí, pero nadie tan cercano). Pasé la mayor parte de la universidad en una relación monógama (lo que significa que el sexo casual estaba descartado). Mi madre vivía literalmente al final de la calle. ¿Fue un momento importante? En algunos aspectos. ¿Fue la mejor época de mi vida? Definitivamente no.

Vergonzosamente, ni siquiera recuerdo haber asistido a la graduación. Mientras que todo el mundo se estaba sacando fotos con su vestido, estoy segura de que yo estaba drogada en alguna parte, o dormida. ¿Ubicas esa sensación cuando te miras a ti mismo en un sueño desde arriba y eres una especie de ti, pero no es así? Así me sentí durante toda la universidad: como si estuviera físicamente allí, pero no mentalmente, al menos no como todos los demás parecían estar.

Puede sonar un poco deprimente, pero en realidad no lo es. Hice todas las cosas que se supone que debes hacer en la universidad (cogidas incómodas, experimentos de moda cuestionables) en otros momentos de mi vida. Conocí a mis amigos “verdaderos” antes y después de la universidad. Ir a la universidad también me dio acceso a un préstamo estudiantil, lo que a su vez significó que pude hacer mis prácticas en los lugares en los que después trabajé. La universidad tuvo sus pros y sus contras, pero definitivamente fue menos importante que otras épocas de mi vida hasta ahora.

Si bien mi experiencia fue un poco más "meh" que buena, muchos informan haberla pasado muy mal en la universidad. En una encuesta realizada por la Mental Health Foundation, se registró una posible ansiedad clínica entre los estudiantes en el 46 por ciento de los hombres y el 64 por ciento de las mujeres. Se encontró posible depresión clínica en el 12 y el 15 por ciento, respectivamente. Mudarte a una nueva ciudad donde no conoces a nadie, donde se espera que pases el mejor momento de tu vida, obviamente provocará que algunas personas se sientan ansiosas y tristes. Y tampoco ayuda el hecho de que probablemente no tengas dinero y te la pases con resaca durante tres años completos.

Si vas a entrar a la universidad este mes, es posible que tengas el mejor momento de tu vida. Podrás disfrazarte de plátano para salir de fiesta y jugar juegos de borrachera y enamorarte de aproximadamente 28.5 personas y amar cada segundo. Lo más probable es que te cortes el pelo de mil formas diferentes y radicales y deletrees mal tu nombre porque puedes.

Pero también es posible que pases tres años extremadamente mediocres y hagas un solo amigo. Podrías mirar atrás y pensar: "Esos 36 meses no valieron todo ese dinero". De cualquier manera, no importa. Habrá otros momentos en tu vida que no podrás recuperar y te harán sentir nostálgico. Así es, literalmente, cómo funciona la vida. Ánimo.

@daisythejones

source https://www.vice.com/es_latam/article/m7jnea/la-universidad-no-tiene-que-ser-la-mejor-epoca-de-tu-vida

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!