fbpx

Tenemos en claro que para las mujeres existen una variedad de métodos anticonceptivos de muchas formas y colores. Píldoras, diafragmas, inyecciones subcutáneas, anillos vaginales y parches que juegan a camuflarse con nuestra piel. Algunos de estos métodos tienen efectos secundarios severos. ¿Cuáles son las opciones anticonceptivas para hombres? ¿Qué tan importante es compartir esta responsabilidad y cuidado? Estas preguntas son parte del debate histórico en lo que respecta a la planificación o el impedimento de un embarazo. 

Las posibilidades y opciones transitan el camino a ser compartidas. Hasta ahora, para los varones, solo existen dos opciones frente a esta cuestión: el preservativo y la vasectomía. El preservativo es el único método que además previene las infecciones de transmisión sexual. La vasectomía trata de una intervención quirúrgica ambulatoria en la que se ligan (o cortan) los conductos seminíferos que impiden el traspaso de los espermatozoides. 

Hace ya algunos años comenzó a estudiarse la posibilidad de una inyección anticonceptiva para varones que, según los avances, no tardará en comercializarse. Una llamada Vasalgel creada en Estados Unidos con el apoyo de la Fundación Parsemus. Según esta organización, el motivo de su trabajo para crear esta inyección se fundó en que, por un lado, la vasectomía se considera en mayor medida irreversible, y los condones tienen una alta tasa de fallas con el uso típico. Y por otro lado, aseguran que “a pesar de la disponibilidad de anticonceptivos creados en el mundo, existen 85 millones de embarazos no deseados en todo el mundo anualmente”.

La otra inyección se llama RISUG y se encuentra en desarrollo en el Consejo de Investigación Médica India (ICMR). El ICMR es uno de los organismos principales de investigación biomédica de India, este proyecto está financiado por el gobierno a través del Ministerio de Salud y Bienstar Familiar. Según el Dr. RS Sharma, científico principal de ICMR, quien ha estado encabezando este proyecto, afirmó a medios de comunicación indios que los ensayos clínicos de fase 3 se han basado en la prueba con 303 candidatos y han tenido “una tasa de éxito del 97,3% y sin efectos secundarios informados”, aunque todavía se espera la aprobación regulatoria del control de Drogas de India.

Desde VICE hablamos con Jonathan Finkelstein, con número de matrícula 134068, urólogo y andrólogo, quien ante todo nos aclaró que, si bien cualquiera de las dos inyecciones lograría prevenir el embarazo, es importante tener en cuenta que no evitan enfermedades de transmisión sexual. “Hay demasiada expectativa en relación al lanzamiento. Nos encontramos socialmente en una nueva construcción del rol del hombre en lo que respecta a la anticoncepción, quien está en búsqueda de mayor actividad y menor pasividad en lo que respecta al cuidado. Nosotros lo vimos porque empezó a aparecer mayor demanda de vasectomías, por ejemplo, una intervención que se triplicó o cuadriplicó durante los últimos años, más aún en Argentina, con la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, donde circula mayor información al respecto y donde también se replanteó cuál es el rol del hombre en la anticoncepción”.

Según Jonathan esta inyección no intervendría en el deseo, el orgasmo o la eyaculación, y tampoco tendría efectos secundarios severos, como así los tienen algunos métodos anticonceptivos para mujeres. “Será una gran opción para una pareja que no quiere tener hijos por el momento, pero sí a futuro”.

¿Cómo es el funcionamiento de la inyección?

Durante estos años, los estudios se vienen haciendo en conejos o en monos con muy buenos resultados, si bien también se probó en humanos, todavía se encuentra en proceso de aprobación. 

“Estamos hablando de una molécula, un copolímero, que se inyecta con una aguja. Puede ser abriendo un poco es escroto directamente de forma percutánea a nivel del conducto deferente. En este conducto se alojan los espermatozoides en los testículos. Este copolímero genera una solidificación a nivel del conducto, lo tapa, entonces los espermatozoides no pueden pasar” sostiene Jonathan.

También agregó que “los aspectos positivos a destacar de este método son, por un lado, que tendría trece años de duración y, por otro, que es reversible colocando una sustancia se degrada la molécula, permitiendo así el paso de los espermatozoides y recuperando el potencial fértil del varón”.

Es por eso necesario invitar a reflexionar sobre los métodos de anticoncepción y sobre los roles de cuidado, en donde la sociedad y la ciencia forman parte de este proceso.

source https://www.vice.com/es_latam/article/bvzpm5/lo-que-debes-saber-sobre-la-inyeccion-anticonceptiva-para-hombres

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!