fbpx

TikTok no para de sorprender y ya no solo con retos o videos virales de comida, moda o viajes. Ahora la tendencia en esta app, que cuenta con más de 800 millones de usuarios activos, es #tiktokcristiano. Más de 790 millones visualizaciones tiene este hashtag y no creas que son videos de curas o monjas leyendo la Biblia. En estos videos hay bailes, retos musicales o conversaciones con fieles que buscan aumentar la burbuja de los cristianos en TikTok.

Ser tiktoker cristiano no es una moda pasajera. Los datos demuestran que el contenido no para de sumar cifras y cada vez son más creativos. #Dios: 6.4 billones de visualizaciones, #Jesucristo: 527 millones y #Monjas: 44 millones. Este nicho de contenido cristiano, más allá de la comedia, tiene un matiz de un nuevo concepto de religión para acercar a la iglesia a la Generación Z. Según la Fundación Ferrer i Guàrdia, a través de los resultados del informe Laicidad en Cifras en 2020, el 27% de los españoles son ateos, agnósticos o no creyentes y en este porcentaje, los jóvenes menos creyentes son los de 18 a 24 años.

“Es algo habitual ver a curas, sacerdotes o monjas jóvenes mostrando su vida en TikTok porque es gente que usa las redes en su día habitual o durante su infancia las han usado”, analiza Rubén Marrero, analista de cuentas sociales. Rubén piensa que la Iglesia “puede estar usando TikTok como una herramientas para conseguir más fieles”, aunque el experto recalca el factor de la juventud de estas personas y cómo esta es una manera “de provocar un sentimiento de unidad con gente de su misma edad y hacer acciones iguales, como puede ser cocinar, ver una serie o hablar de un tema concreto. Es lo mismo que hacen influencers reconocidos en sus cuentas o gente anónima. Nos gusta contar nuestras vidas y que se vean naturales”.

Latinoamérica alberga, desde el 2017, alrededor de un 40% de fieles al cristianismo pero la creencia ha bajado progresivamente, mientras que los que toman fuerza son los agnósticos y ateos. Según se estima, desde el Instituto Datafolha, el porcentaje de creyentes bajó al 50%, mientras que el de los evangélicos creció al 44%.

“México está en segundo lugar, con 110,9 millones de bautizados, un 85% de su población, pero esta cifra está bajando desde los sesenta y se está fortaleciendo la fe protestante, y un 4% no sigue ninguna creencia”, describe la situación respecto a la situación del catolicismo, Jorge Villanueva, periodista especializado en religión y en América Latina y me advierte que “aunque la tendencia en TikTok es el cristianismo, dentro de poco veremos el catolicismo o a los evangelistas. Tiempo al tiempo”.

En cuanto al cristianismo, un estudio trabajado por Barna Group y la ONG World Vision puso en el foco que la tasa de abandono de la Iglesia entre los jóvenes alcanza un 72% en Chile, mientras que un 90% de estos considera que la sociedad actual vive en una crisis de liderazgo tanto político y religioso. La encuesta tiene una muestra de 15.000 entrevistados, y centró su estudio en la importancia del cristianismo. Los jóvenes chilenos que crecieron como cristianos tienen mayor desafección con la Iglesia (72%), seguidos por México (56%) y Colombia (50%).

Tal y como relata Jorge, “la Iglesia católica ha perdido millones de fieles en diferentes regiones. Una de las principales causas es la desconexión del primer papa latinoamericano y las consecuencias de la pandemia”.

Está claro que se acabó estar esperando en la parroquia a que vengan los fieles. Con las nuevas herramientas, estilos, lenguajes y espacios de entretenimiento, el cristianismo se acerca a base de “me gustas” y reels. Y ya no solo son curas, sacerdotes o monjas, también las famosas Twins Melodys, con más de 16.6 millones de seguidores, han decidido subir videos hablando sobre Dios y el concepto de felicidad según la religión cristiana.

Tal y como afirma Míriam Díez, periodista y autora del libro Adolescentes, jóvenes y tecnología: El caso catalán, “la religión cristiana siempre está intentando acercar su mensaje con herramientas, como es el arte o la música. Intenta siempre vincularse de alguna manera con la población más joven y más en épocas donde el sentimiento de fe o cercanía a la Iglesia está disminuyendo”.

Para conocer mejor la opinión de la gente, realicé una consulta en Instagram. Ana, de 28 años, periodista y aficionada a las redes sociales me explica que los tiktokers religiosos “dan un poco de mal rollo. No relaciono las redes sociales con este tipo de contenido y aunque ahora hay tiktokers que suben videos sobre el cristianismo, sigo sin comprender cómo un cura se hizo famoso en esta app”.

Ana se refiere a @damianmariavoz, cura y artista con más de 400 mil seguidores. En los videos que sube a diario, sus seguidores pueden escuchar melodías religiosas, conversar  -mediante comentarios- en espacios para pensar, dar su opinión respecto al colectivo LGTBQIA+ o explicar cómo será el nuevo contenido (como si fuera el Rubius).

Al contrario que Ana, Carlota de 20, estudiante de filosofía inglesa, está contenta de poder ver videos cristianos en TikTok. “Yo creo en Dios y me gusta conocer nueva gente que tiene mi misma religión”, apunta y me comenta que este tipo de contenidos “no están en Instagram, porque TikTok es más natural y no hay postureo”.

Carlota sigue a @joseecattaneo, monja mercedaria del Niño Jesús con 142 mil seguidores. “Si fueran los videos más informativos y con contenido real no me parece mal que estén en TikTok, pero no son así”, describe Ana y argumenta que ella lo que suele encontrar son “videos de bailes de monjas, es decir, no enseñan en qué consiste la religión cristiana”.

Conseguí hablar con una monja que usa TikTok, pero me solicitó que no pusiera su nombre y ubicación. “Creo que si descubren que uso estas redes por diversión, puede que me regañen”. Ella usa las redes sociales para conocer qué hacen los jóvenes de su misma edad y saber qué dudas tienen respecto a la vida: “Me gusta TikTok porque puedo ver bailes, compartir recetas con hermanas o ver curas de otros países. Creo que la Iglesia se tendría que abrir más en este terreno, sería más transparente. Muchos jóvenes se están alejando de la religión por pensar que hay aspectos oscuros”.

“Mira que uso TikTok pero no tenía ni idea que había perfiles de curas o monjas”, dice Isabel, de 27 años, ejecutiva de cuentas en una agencia de marketing. Isabel es practicante y le pregunto sobre la repercusión que puede tener sobre un aumento de nuevos fieles. Según ella, “la gente no tendrá más fe por unos videos en TikTok. Si la intención de la Iglesia es atraer a nuevos fieles con estas herramientas, no creo que lo consigan. Un cura o una monja cantando o hablando de cierto tema en las redes sociales no provocarán el aumento de gente en misa”.

Me llamó la atención que encontré más curas o sacerdotes que provienen de Latinoamérica que de España, como pueden ser: @fraysantiagoodfm , @siervoporamor o @padre_chava. “Durante mis días de confinamiento por COVID, estuve mirando TikTok y al descubrir curas tan jóvenes y hablando con el mismo lenguaje que tengo con mis amigos, me entraron las dudas”, describe Javier, de 19 años, estudiante de Matemática en Colombia. Cuando me explicó que este tipo de videos le removieron sus sentimientos espirituales, le pregunté el porqué y él me añadió que de pequeño fue creyente por su familia y “con el paso del tiempo perdí interés. Siempre he pensado que la Iglesia está desvinculada de las nuevas generaciones, pero estaba equivocado. Mi tiktoker favorito ahora es Siervo por amor”.

Estuve investigando si hay videos sobre la religión judía o del Islam, y fue muy complicado. “Creo que la gente no se da cuenta que hay mucho contenido de religión cristiana pero no de otro tipo de religiones. No hay pluralidad”, defiende Ana ante la dificultad de ver contenido de otro tipo de religión. Por ejemplo, #judiostiktok tiene 9.446 visualizaciones frente a los 5.9 millones de visualizaciones que tiene #cristianotiktok. ¿Por qué será? ¿Marketing o visibilización de la Iglesia cristiana en la red?

En relación a si la Iglesia está usando las redes sociales como marketing, pregunté a la única monja que me contestó sobre dicho tema y respondió que sí. “Piensa en el Papa. Él tiene cuenta de Instagram y de Twitter con miles de seguidores”, y añade que “en TikTok están los curas, monjas o sacerdotes más jóvenes porque es una aplicación más natural, sin filtros. No me imagino al Papa Francisco en esta red, aunque no sería mala idea acercarse a las nuevas generaciones a través de esta herramienta. Los jóvenes escuchan con atención a los gamers, ¿por qué no podría suceder esto con el Papa en Twitch?”.

source https://www.vice.com/es_latam/article/88ndb5/los-cristianos-se-apoderaron-de-tiktok-para-difundir-su-mensaje

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!