fbpx

Marlon Morales ya venía planeando NEØN hace años. Al final de “Espejo”, el último track de su álbum SERIO (2017), suena un outro hecho a partir de un sample de Pink Floyd. “Desde ahí viene la idea de NEØN”, explica el artista venezolano sobre los orígenes de su nuevo proyecto. Está compuesto por siete temas, que son situaciones mentales y sensaciones: “VISIØN”, “FE”, “VÉRTIGO”, “EGO”, “SALUD”, “IRA” Y “MIEDO”. Estos nombres describen precisamente qué aborda NEØN y cómo se siente. Suena a distopía, a sonidos industriales, a ciberpunk.

Conocido principalmente como Lil Supa’, Morales es uno de los exponentes más importantes de la historia del rap latino, con una carrera de más de quince años. El escritor de 35 años tiene un repertorio de proyectos amplio: solo este año ya había presentado el EP Oceánica, con Elio Toffana y Dano, y AMVISION, con Willie DeVille, integrante como él del colectivo El Dojo, que en 2019 había presentado su álbum Worldwide. Dentro de ese flujo interminable de trabajo, hace tres años, tras la gira de SERIO, le presentó el proyecto de NEØN a beatmakers de confianza, y así empezaron a construir el diseño sonoro. Al final, Sanabria, Nico JP, Drama Theme, Oldtape y Kpu fueron los productores elegidos para forjar el sonido de NEØN.

“Recuerdo que en un after party, luego de un evento en Venezuela, estábamos escuchando Depeche Mode, Justice, Nine Inch Nails, y fue el momento de hablar de esta nueva aventura. Dijo ‘Se llamará NEØN’, e inmediatamente comenzamos a imaginar el viaje musical, la estética y el proyecto. Desde el inicio se planteó la idea de hacer música cinematográfica, salir de la ‘caja’ con nuevos sonidos, jugar con géneros musicales que también han sido parte de nuestras influencias. Yo me fui por la línea trip hop, postpunk, new wave. También hice una que otra propuesta más electrónica. Dimos rienda suelta a esas expectativas”, recuerda el productor Oldtape sobre la ocasión en que empezaron a planear NEØN y cómo se desarrolló.

El músico, escritor y diseñador de Maracay ha buscado constantemente el cambio, y según lo que imagine se conecta con uno u otro alter ego. Su EP Claro (2012) fue presentado bajo el nombre de Lil Supa’; sin embargo, luego vino Lou Fresco, y desde esa perspectiva narró y concibió SERIO, su álbum debut. Identidades como Zoo y Marc Ginale también conforman la totalidad de su obra. Y este nuevo proyecto no cabía en ninguna de las identidades anteriores, era un mundo aparte con sus propias reglas: NEØN.

“NEØN es una idea, Lil Supa’ es otra idea, al igual que Marc Ginale, Lou Fresco, etc. Todos esos personajes conviven en mi imaginario, pero son ideas diferentes. Tienen características que los distinguen. Cada una ha sido concebida en momentos, lugares y estados mentales distintos”, dice sobre sus alter egos.

En ese sentido, el autor es tajante: “ NEØN no fue ni es concebido como un disco de rap. Contiene rap, sí, y nombro al hip hop porque es el universo de donde provengo, es mi terreno. Representa una curva importante en mi catálogo, en mi repertorio, en mi historial de vida en la música. Si bien en algunos de los temas se puede distinguir algo de Fresco o algo de Supa’ en los raps, la mayoría del tiempo estoy fuera de la zona de confort”.

II

Antes de crear el universo final de NEØN, Morales ya había experimentado con estos sonidos y perspectivas en temas como “Interestelar”, de su EP WIZ (2019) con N-Wise Allah; “Genius”, de Worldwide de El Dojo, y todo AMVISION. “En mi línea de tiempo, NEØN existe incluso antes de desarrollar cada uno de esos proyectos. En mi línea musical, NEØN viene a ser la consecuencia de cada uno de esos experimentos. Es decir, sin la idea de NEØN, tal vez ninguno de estos proyectos hubiese existido. Y al mismo tiempo, de no haber puesto en práctica estas inquietudes musicales en estos otros procesos, NEØN no hubiese tenido sentido ahora mismo”, afirma.

La inquietud por los lienzos sonoros sobre los que dibuja en NEØN no es nueva para Morales. Es un aficionado del cine, por lo que películas como Blade Runner, Akira, Drive u Only Gods Forgive lo habían familiarizado con esta estética, que ahora explora él mismo con su música. NEØN, para que se lo imaginen, podría ser la banda sonora de cintas como esas. En su selección de música, comenta, siempre se puede encontrar a The Prodigy, Depeche Mode, Cliff Martínez, Justice, David Bowie, entre otros artistas que han formado su gusto y cuyas influencias se ven reflejadas en el transcurso de NEØN.

Este nuevo horizonte musical es parte de lo que define al nuevo alter ego de NEØN. Otro componente que caracteriza al personaje es, por ejemplo, el elemento melódico de varios coros, que matizan los contenidos más densos del disco. “Estos coros fueron logrados también a través del coaching de mi hermano DDA a distancia desde Chile. Íbamos intercambiando ideas, opiniones y textos. Se convirtió en un elemento fundamental en la ejecución de estos coros, inusuales para el resto de mi repertorio”, confirma.

Entonces ¿quién es NEØN? Para Drama Theme, uno de los productores con los que Morales construyó el proyecto y su escudero en los ritmos por buena parte de su carrera, es “un ser de luz que sobrevivió a la hecatombe”. Este es un disco de conflicto, que enfrenta la energía vital de su autor con la putrefacción que acaba progresivamente con el mundo. En ese conflicto, primero, debe cuestionarse a sí mismo: entender quién es y qué lo hace humano en un ecosistema en el que el avance de las máquinas es feroz.

La respuesta de Drama también permite hacer arqueología y entender los orígenes de NEØN. Por un lado está “Luz”, una canción producida por Drama que hace parte de SERIO, pero se sostiene por sí misma. Para crear “Luz”, Morales y su equipo viajaron a Japón en 2015 y se dedicaron a registrar la mayor cantidad de imágenes posible, sin saber todavía qué música las iba a acompañar. Con el primer corte de edición, Morales, que entonces era Lou Fresco, decidió cuál iba a ser la instrumental y escribió el discurso que la acompañaría. La otra parte de la ecuación de NEØN, entonces, es Hecatombe, un EP producido por Ríal Guawankó y Drama Theme establecido en un futuro posterior a la proverbial rebelión de las máquinas, en el que la catástrofe es el destino inexorable para la humanidad y el planeta.

“Uno de los principales objetivos de este proyecto fue alcanzar a nivel de sensaciones lo que logramos con el audiovisual de ‘Luz’; asimismo, darle continuidad al discurso de Hecatombe. Es por eso por lo que estos proyectos están atados no solo para competir a nivel estético, sino que vienen del mismo fondo. Esto no solo explica la relación entre todos estos proyectos, sino que establece su origen y por supuesto es lo que da coherencia con mi línea de vida (musical)”, confirma el autor.

III

Marlon Morales NEON

Foto por: Rodrigo de Pablo.

Entonces, para crear NEØN, primero fue la imagen y luego la música, en un experimento que Morales llama uno de los más emocionantes de los que ha participado. Fueron tres días de rodaje en Madrid en 2018, con Carla Stebbing como directora, Rodrigo de Pablo como director de fotografía y Zazo Canvas como editor. Sin ellos y el filme resultante no existiría NEØN, y por eso Morales les agradece, así como a todo el equipo. Ella es un ser de Luz que pertenece a otro plano mental; ha venido a experimentar las sensaciones, vicios y tentaciones de este Mundo, indica la sinopsis.

“Creo que lo más satisfactorio de trabajar en este orden de ideas es que los resultados siempre van a sorprenderte, porque aun cuando tengas un plan y tal vez un guion y un instrumental definido, no sabes cuál va a ser el resultado cuando comienzas a ejecutar, y termina siendo asombroso. Esto es parte de esa sensación de novedad que me mantiene motivado a seguir haciendo mi trabajo, a seguir reinventándome y sorprendiéndome. Creo que este es el motor de mi carrera”, comenta Morales sobre el método de crear la música a partir del video y no al revés, como suele hacerse.

A partir del primer corte de edición del video de Stebbing, y de las sensaciones que le generaban las imágenes y acciones, a Morales se le ocurrieron tres nombres: la primera escena era “VÉRTIGO”; la segunda, “EGO”; el final, “FE”. A partir de este punto empezó a construir el hilo musical del film, con las instrumentales que había reunido. Siguió trabajando y desarrollando el proyecto, pero se chocó con una sequía creativa. Al inicio del confinamiento causado por la pandemia del coronavirus volvió a revisar los beats que tenía y empezaron a llegar las ideas. “Aproveché que había nombrado ya dos o tres temas, y decidí que ese era el camino: describir estados emocionales, situaciones mentales, un discurso un tanto psicológico e imaginario. Así surgieron los demás nombres de los temas”, ilustra.

IV

NEØN abre con “VISIØN”, que celebra estar cumpliendo sus sueños de crío y presenta el proyecto como “el hip hop que jamás habían oído”. Esta entrada conecta NEØN con esos otros experimentos musicales, como “Interestelar”, y mantiene la perspectiva en el futuro. “Se abre el portal a la gran odisea musical / Están entrando a un laberinto mental / Glándula pineal, epífisis cerebral / El estado actual real de mi demencia espacial”, rima el venezolano, y así enuncia las principales columnas que sostienen esa odisea .

En “FE”, reflexiona sobre el amor y declara su oposición a las religiones. En este nuevo mundo que es NEØN, ¿qué papel tiene Dios y cómo opera? Así responde el autor: “Mi fe y Dios no tienen nada que ver con las religiones. Mi fe puede ser depositada en un esfuerzo o una tarea, en una persona, por ejemplo. Dios es todo lo que yo quiero que sea: la mirada de mi hijo es Dios, un abrazo de mi madre después de tiempo sin verla es Dios, hacer el amor con mi mujer es Dios. Eso no tiene nada que ver con las religiones. Las religiones nos dividen, nos excluyen, nos limitan, nos separan. Si crees que el amor también es Dios, el respeto también es Dios, eso es lo que realmente nos une como humanos”.

“VÉRTIGO”, por su parte, se adentra en cómo escapar del laberinto social y ser especial. “Psiquis ausente y no puedo respirar”, rapea. Explica sobre esa sensación que “el vértigo es una sensación que descubrí realmente hace algunos años cuando tuve la oportunidad de hacer un salto con paracaídas. Descubrí que yo no sabía lo que era el vértigo. Desde entonces, relaciono esa sensación con mis ataques de ansiedad, con algunas de mis obsesiones, con algunos de mis temores, con mi manía del control. Parte de esa sensación la mencioné en ‘Espejo’, con el cual cierro el álbum SERIO”.

Si NEØN es crítico con el mundo que viene, también lo es con él mismo. “Take control of your ego o vas a morir sin amigos”, advierte en “EGO”, una poderosa autocrítica. Es pertinente porque el ego es un componente constante de la obra de Marlon Morales y Lil Supa’, que no podía estar ausente en este alter ego. “Este tema lo escribí basándome en ese lado negativo, en lo que puede convertirse el ego; cómo te puede perjudicar. Intenté maximizar ese daño que pueden producir el egocentrismo, la egolatría y el egoísmo. Lo hice desde la autorreflexión y también para, de alguna u otra forma, añadir alguna vulnerabilidad que tenga el personaje de NEØN”, afirma.

Luego, “SALUD” es tenebrosamente pertinente para esta época de coronavirus. Parecería ser hija de reflexiones de la pandemia, que ha sido alimento para los procesos de creación del artista. Él afirma que “el aprendizaje durante este periodo de confinamiento ha sido infinito, y es nuevo. No solo ha potenciado mi creatividad, de cierta forma, sino que esta situación me motivó a continuar la idea de NEØN, una idea que tenía tres años en mi mente y que mal que bien gracias al contexto en el que estamos pude materializar. Razón tienen cuando dicen que el arte es un reflejo del contexto en el que se crea. Nosotros no vamos a escapar de ese contexto. Vamos a proponer siempre un cambio”.

El final llega con “MIEDO”, que describe una no tan lejana distopía. Estaba escrita desde hace unos años; iba a ser una canción de Worldwide con Willie DeVille, pero se quedó en idea. En NEØN suena totalmente vigente, lo que prueba la cualidad atemporal de la música, cualidad que el autor respeta infinitamente. “Por eso pienso que las obras que creamos hoy serán inmortales”, especula, y así acaba NEØN, ligado con el pronóstico que ya había esbozado en Hecatombe.

V

Marlon Morales - Neon

Marlon Morales grabó todo NEØN desde su casa, con su celular. Toda la dirección gráfica y del sonido, como la supervisión del filme, fue desde su celular. Así, la técnica misma fue un experimento en diálogo con el contenido del proyecto: “El contexto actual no solo me motivó a escribir el discurso sino que me obligó pasar por un proceso totalmente nuevo de adaptación y aprovechamiento de ‘limitantes’ a nivel técnico. Al momento de plantearle al ingeniero de sonido que quería ejecutar el proyecto durante el confinamiento, comenzó otro experimento”, explica. Fue Andrés Manzanilla, de Royal Beagle Studios de Los Ángeles, quien se encargó de la mezcla y masterización de NEØN.

Esta característica cobra más importancia aún teniendo en cuenta que el proyecto reflexiona sobre la tecnología y la relación de la humanidad con esta. El medio es el mensaje, había dicho McLuhan, o sea que la forma del medio hace presencia en el mensaje que emite: hay una relación entre ambas que, en el caso de NEØN, potencia el alcance inicial del mensaje. “Desde el experimento logramos obtener un resultado que iba mucho más allá de lo que esperábamos al momento de decidir que íbamos a ejecutar el proyecto de esa forma”, concede. Las limitaciones técnicas encajaron bien con el personaje, y permitieron distorsionar y saturar las capturas para obtener las texturas que diferenciaban a NEØN de Lou Fresco y Lil Supa’.

Grabar de esta forma añadió un desafío más a la construcción del universo y el personaje. Fue incómodo y difícil: “Tomando en cuenta que tenía que aplicar mi técnica de one take al grabar en el celular, cuidar que no se metieran ruidos de la calle y encontrar un momento de silencio en mi hogar, donde hay un bebé. Todo eso fue nuevo para mí”, detalla, y añade que “SALUD” lo grabó en medio de un ataque de tos controlado, uno de varios momentos de incomodidad durante las capturas.

Desde que salió, NEØN ha confundido a algunos seguidores del autor, que quizás esperaban otro álbum de Lil Supa’, y fascinado a otros, que hablan del proyecto como una obra de arte contemporáneo. Esta es una nueva entidad y el viaje apenas empieza: este fue el primer capítulo de su historia.

source https://www.vice.com/es_latam/article/m7j398/marlon-morales-nuevo-disco-neon

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!